Porno censurado en el Reino Unido

o47ID7P

Seguramente al ver esta foto te estarás preguntando por que hay en medio de un parque una señora tomándose un té sentada sobre la cara de un señor ante decenas de periodistas que fotografían la escena.

No se trata de otra cosa que de la protesta que se ha llevado a cabo frente al parlamento de Londres por las nuevas leyes de censura. Y es que aunque parezca algo surrealista, el gobierno británico ha prohibido ciertas prácticas sexuales dentro del porno, entre ellas la ya conocida como facesitting (chica o chico sentándose sobre la cara de otra persona para que esta le practique sexo oral). Al parecer los fetiches no están muy bien vistos por aquellos lares y es por esto que han decidido censurar una larga lista de prácticas que podemos ver en el cine para adultos. La lista de posturas y prácticas prohibidas a continuación:

Azotes (ni en la cara ni en el culo, ni fuertes ni flojos)

Penetración con objetos “asociados a la violencia ” (imagino que armas, bates de béisbol y cosas así)

Abuso físico o verbal  (incluso si es consentido está prohibido, se acabaron los arañazos, tirones de pelo o el llamar “my little bitch”)

Urolagnia (Lluvia dorada)

Juegos de roles no adultos (Vestidos de colegialas o películas tipo relación alumno-profesora)

Restricción física (Prohibido el BDSM, se acabo el atarse, ni con cuerda, ni con cintas de seda, ni con esposas)

Humillaciones

Eyaculación femenina (Nada de Squirt)

Estrangulaciones (Ni fuertes ni suave, nada de agarrarse del cuello)

Facesitting (Prohibido sentarse en la cara)

Fisting (Nada de hacer el  Mazinger-Z)

Vale, puede que la lista más que a la caza de fetichistas vaya a la caza de situaciones violentas o en las que un género puede prevalecer sobre el otro (relación dominante-dominado, amo-esclavo,…),  pero aun así no entiendo como la eyaculación femenina o los azotes consentidos pueden considerarse situaciones censurables. En fin, veremos en que queda la cosa, de momento las leyes solo se aplican a productoras de contenido residentes en el Reino Unido, lo cual imagino que desembocará en una fuga de empresas a países vecinos.